Todas las entradas de: Borja Garcia

Acerca de Borja Garcia

Redacto en el blog porque me obliga Julio, el peor socio que puedas tener, pero eso no impide que intente hacerlo lo mejor posible para ayudarte a la hora de redactar contenidos en tu blog.

Sal de dudas con la aplicación de la R.A.E

rae-app

La Real Academia Española de la Lengua, acaba de lanzar su 23ª edición del Diccionario de la Lengua Española, disponible para teléfonos móviles tanto Android como Ios.

A todos nos ha pasado, escribimos un texto y al querer expresar una palabra, nos surgen dudas ya no solo de como se escribe, sino que también de posibles sinónimos. El Diccionario de la Lengua Española en formato móvil es la mejor solución para poner fin a esas dudas.

De esta forma, en Los Redactores, podrás entregar tus contenidos bien redactados y facilitar el trabajo al staff del marketplace, ya que revisamos y corregimos manualmente todas las faltas de ortografía antes de que cualquier texto salga a la venta.

Para que te hagas una idea de todo lo que puede hacer esta aplicación por los que nos dedicamos a la redacción de contenidos, a continuación destacamos sus funciones más beneficiosas:

  • Dispone de un potente algoritmo que es capaz de predecir qué palabra buscas en caso de escribirla mal.
  • Si buscas una palabra en concreto, accederás a ella y no a un buscador que contenga esa palabra, lo que ahorra gran cantidad de tiempo en comparación con otras aplicaciones similares.
  • Posibilidad de compartir con tus amigos. Seguro que has discutido alguna vez por cómo se escribe o dice una palabra. Con esta aplicación, tema resuelto.

La descarga es totalmente gratuita para dispositivos Android en Google Play y para iOs en Apple Store.

Como siempre, si tienes cualquier duda, quedas invitado a participar publicando un comentario y así podremos conocer para qué casos utilizas esta aplicación o que otras similares te tienen sacado de apuros.

Y si aún no estás registrado en Los Redactores, en sólo un minuto tendrás acceso a cientos de artículos en venta o, si quieres ganar dinero, podrás publicar los tuyos propios al precio que quieras.

¡¡Regístrate ahora !!

Foto: Cryogenica.net

Las 5 faltas de ortografía más corregidas en 2015

crisis_editada

Se acabó el año y con él llegan nuevos propósitos: hacer deporte o dejar los malos hábitos como fumar. El reto del equipo de Los Redactores en este 2016 seguirá siendo el mismo, ver crecer el número de redactores que ganan dinero; todo esto, gracias a los bloguers y las empresas con redes de blogs que acuden cada vez con mayor frecuencia a nuestro marketplace.

Además de comprobar que no existan contenidos plagiados, en Los Redactores corregimos manualmente todos y cada uno de los artículos que se suben a la plataforma. Esto nos permite recavar información y mostrarte una lista de las 5 faltas de ortografía que más hemos corregido en el pasado año.

1- A ver y haber.

Para ser sinceros, además de estas dos formas, nos hemos encontrado con otros muchos intentos de utilizar bien estas dos frases (por ejemplo: haver, aver, aber); sin embargo, las dos fórmulas que más se han confundido y que hemos corregido más han sido a ver haber.

Por si quieres aprovechar la lectura del artículo y formarte, te vamos a contar cuáles son sus usos y formas correctas.

  • A ver: sinónimo de mirarver comprobar. También puede expresar expectación o interés por algo.
  • Haberverbo (o sustantivo) que significa ocurrir, estar, existir, celebrar, deber o tener.

¿Lo has pillado? :(     Te pongo un par de ejemplos:

 

·A ver, déjame que piense un ejemplo. Tiene que haber muchos. 

·A ver si puedo comprarme un coche el año que viene. 

·En la nevera tiene que haber cebolla, pimiento y zanahorias. 

criying

2- Ahí, hay o ¡ay!

En el top 2 nos encontramos con estas tres palabras que los redactores suelen mezclar. Con el siguiente ejemplo, podrás conocer de un simple vistazo la diferencia entre ahí, hay y ay.

¡Ay! Me acaba de caer algo en la cabeza. ¿Hay vendas, Juan? Sí, ahí están.

  • Ahí: adverbio de lugar.
  • Hay: forma conjugada del verbo haber.
  • ¡Ay!: expresión de dolor o quejido.

3 - Enserio o en serio.

En el top 3 una de las palabras que más corregimos y también que más se buscan en Google: ¿enserio o en serio? Pues aunque no te lo creas, la primera no existe. ¿En serio? Que sí, en serio.

4 - Valla y vaya.

¡Vaya, vaya! En el top 4 nos encontramos con el típico error hispano. Y aunque parezca que no, su solución es muy sencilla.

  • Valla: puede ser una cartelera publicitaria o un cierre hecho de acero o ladrillos que delimita un lugar. Por ejemplo: La valla donde cayó la pelota era muy alta y no pudimos saltar a recogerla.
  • Vaya: forma conjugada del verbo ir. Por ejemplo: vaya usted al carajo. ;)

5 - Sino o si no.

Se trata del quinto error más común de los redactores, por lo que vamos a intentar que aprendas a utilizarlos bien de una vez por todas. Es un error típico incluso en los medios de comunicación, así que si quieres ser un poco hater y darles en las narices cuando se equivocan, lee esto, a ver si de una vez por todas te quedas con la diferencia.

  • Sino: conjunción que se utiliza para contraponer dos cosas. Por ejemplo: Juan no es rico, sino que ha vivido de por vida en una familia humilde.
  • Si no: unión del si (conjunción que expresa posibilidad o condición) y del no (adverbio de negación). Utilizados juntos, hacen negativa la oración a la que acompañan. Por ejemplo: Si no comes, acabarás teniendo problemas alimenticios.
Para que quede claro, os pongo las dos fórmulas en un mismo ejemplo:

Si no estudias, nunca tendrás un buen trabajo, sino que tendrás un salario mínimo.

Estas son las cinco faltas típicas que la administración de Los Redactores más ha corregido en el pasado 2015. Sin más, te deseamos un feliz año y esperamos que nos acompañes a lo largo del 2016, bien comprando artículos para tu blog o redactando para otros y ganando dinero.

¡Felices Fiestas!

Cómo usar el plural de género de forma correcta

plural

Después de la corrección de uno de los textos de Los Redactores, de los más de quinientos que conforman la familia, nos hemos decidido a explicar en abierto cómo referirnos a ambos sexos en plural de la manera correcta.

Seguro que habrás escuchado a muchos políticos decir frases del tipo: "vamos a ofertar más plazas de doctores y doctoras" o el sindicalista que defiende a su plantilla al grito de "trabajadoras y trabajadores". Pues bien, existen unas normas que este tipo de personalidades que se dirigen a las masas no utilizan, por norma general.

En nuestro idioma, el plural masculino se considera inclusivo, es decir, implica a ambos géneros. Por lo tanto, no es necesario nombrar las dos terminaciones que diferencian el género. Por ejemplo:

  • Los niños y las niñas están jugando. La forma correcta sería: Los niños están jugando.

La RAE reconoce que últimamente se está extendiendo el uso del doble género, sin embargo, solo acepta su uso en dos situaciones:

  • Por una parte, cuando es necesario hacer mención a ambos géneros porque condicionan el contexto y son datos relevantes. Por ejemplo:
    •  La proporción de alumnos y alumnas en las aulas se ha ido invirtiendo progresivamente.
  • Por otra parte, y como es lógico, cuando el masculino y el femenino son palabras diferentes, como hombre mujer. Por ejemplo:
    • Los caballeros y damas están en la plaza (forma correcta).
    • Los caballeros están en la plaza (forma incorrecta).

¿Te hemos sacado de dudas?

dudas

No está bien usar ambos géneros en los plurales a no ser que las palabras sean totalmente diferentes.

  • Mal escrito: niños y niñas. "Niño" y "niña" tienen la misma raíz (niñ-), solo varía el morfema de género (--a). Deberíamos usar solamente el plural inclusivo niños para referirnos a ambos géneros.
  • Bien escrito: damas y caballeros. Son palabras diferentes, por eso debemos nombrar las dos; así, abarcaremos ambos géneros de forma correcta en un contexto.

Con este pequeño tutorial y otros que hemos publicado en el blog esperamos poder ayudarte a escribir contenidos de mayor calidad. Si tienes cualquier duda, deja un comentario a continuación y te responderemos enseguida.

Negrita y cursiva: aprende a darles uso.

Las negritas y las cursivas son esenciales para mejorar el prestigio de nuestros artículos.

Después de contarte cómo se utilizan las etiquetas de encabezados, en esta ocasión te explicamos el uso práctico de la negrita y cursiva en páginas web. Y es que muchos de nosotros las utilizamos de forma errónea en nuestros blogs.

El uso de la negrita.

La negrita o negrilla no tiene ningún uso relacionado con el significado que le podamos dar a una palabra; simplemente suele utilizarse para destacar alguna parte del texto que queremos que llame la atención del lector.

Pero desde la llegada de Internet y del SEO se ha popularizado el uso de la negrita para destacar las palabras clave de un contenido. Es decir, si quieres que tu artículo mejore su posicionamiento y salga en los primeros puestos de un buscador, deberías destacar los términos clave con negrita.

Esto no quiere decir que resulte mágico y que, de la nada, ocupes las primeras posiciones. Pero buscadores como Google te agradecerán que destaques las partes más importantes de tu contenido; así, podrán saber de qué va sin rastrearlo en su totalidad.

En la mayoría de editores de textos (Wordpress, Prestashop, Joomla o incluso Word) la negrita suele ir representada con la letra B (black) o N (negrita). En formato de código, solo tendríamos que añadir la etiqueta <b>.

El uso de la cursiva.

La cursiva o itálica es un tipo de letra de apariencia inclinada y que sirve para indicar varios detalles.

  • Cuando queremos dotar a una palabra de un sentido especial o utilizamos el metalenguaje.
    • El pronombre personal él/ella se utiliza para la tercera persona del singular.
  • Cuando utilizamos extranjerismos o latinismos no adaptados al castellano.
    • Ayer fui con mi coach a una sesión de entrenamiento.
    • La víctima tenía signos de violencia post mortem.
  • Para resaltar nombres de libros, películas, cuadros, canciones, revistas...
    • El señor de los anillos es mi trilogía favorita.
    • La revista Times lo eligió como el mejor del mundo.

El error es que muchas personas utilizan la cursiva en Internet para destacar algo en un texto. Aunque esto sería un uso equivocado, son muchas las empresas de posicionamiento web que sí realizan esta técnica. Estas empresas se respaldan en expertos del sector que afirman que la utilización de la cursiva en las palabras clave ayuda a mejorar el posicionamiento; sin embargo, es algo difícil de comprobar a ciencia cierta.

Por otra parte, la cursiva suele representarse en los procesadores de texto con una K o C (cursiva) o una I (itálica).

Puedes obtener más información sobre la cursiva y sus usos en la web de la RAE o en esta Guía de Estilo.

Preguntas frecuentes sobre la negrita y cursiva.

Aunque no lo parezca, el uso de la negrita y cursiva es tema de debate en muchos foros y habitualmente surgen dudas. Desde aquí intentaremos despejar algunas de estas cuestiones.

  1. ¿Se puede utilizar negrita y cursiva a la vez? Sí y no. Sí se puede usar, pero la realidad es que está casi en desuso; además, no resulta agradable a la vista y la RAE no aprueba su uso. Los únicos que hacen uso de ellas son los medios de comunicación, y cada vez menos. Las emplean para subtítulos o cuando, dentro de un texto en negrita, aparece algún extranjerismo o título de libro, película, etc.
  2. ¿Cuantas veces debo usar negrita en mis palabras clave? Deberías utilizar la negrita para destacar las palabras más importantes de tu artículo, no solo aquellas que te compensa posicionar. Marca con negrita tus palabras clave tantas veces como creas conveniente, teniendo en cuenta la importancia que tienen dentro del artículo completo.
  3. ¿Es correcto utilizar cursiva para comentarios en primera persona, tipo testimonios? Bien es cierto que es muy habitual encontrar el uso de la cursiva en textos donde se citan comentarios de terceros. Aunque no está del todo mal, si escribimos a través de un editor de texto, deberíamos utilizar la propiedad cita, generalmente marcada con comillas (" ").

Esperamos que con estos breves consejos te haya quedado un poco más claro el uso de la negrita y cursiva. Si no es así, no dudes en publicar un comentario a continuación con tu pregunta o tu opinión sobre el tema.